Las nuevas tecnologías no dejan de brindar funcionalidades en diferentes campos, y uno de ellos es el del patrimonio cultural. Y es que puedes encontrar muchos usos interesantes de la realidad virtual (RV) y de la realidad aumentada (RA) dentro de este ámbito. Por este motivo, en INVELON Technologies te queremos explicar de qué forma se emplean estos recursos en la actualidad.

¿Cómo se usa la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada en el patrimonio cultural?

Aunque las posibilidades son muchas, en el caso del patrimonio cultural existen tres usos de la Realidad Virtual y Aumentada especialmente interesantes.

– Architecture show-reel: Se trata de una especialidad que te permite visualizar cómo serían las diferentes partes de un edificio. En el caso del patrimonio, se vuelve especialmente significativo, ya que puedes ver la construcción por dentro, cómo era, y hacerte una idea exacta de cómo funcionaba el estilo arquitectónico. Una solución que puede realizarse con Realidad Virtual y especialmente con Realidad Aumentada, siendo una técnica muy empleada en muchos sectores, y fácilmente adaptable también al patrimonio histórico.

– Representación de monumentos históricos: Un hito dentro de la realidad virtual. Hay una inmensa cantidad de espacios históricos monumentales de los que podemos obtener una recreación y que, sin embargo, no podemos ver ya en la realidad. Desde las ciudades griegas hasta la antigua Roma, hoy en día, la tecnología y los conocimientos nos permiten reconstruir por completo este tipo de estructuras. Por lo tanto, se puede crear una realidad virtual, y también aumentada, en la que los visitantes puedan ver cómo sería la vida en esos espacios. Un método o sistema de inmersión especialmente interesante.

– Visualización de información no existente: La realidad aumentada, al permitirte compaginar el entorno con otro tipo de imágenes virtuales, puede ser la clave para presentar la información de un modo diferente; mucho más interactivo. Piensa, por ejemplo, que estás en una exposición, y que gracias a un dispositivo de realidad aumentada puedes ver el texto informativo justo al lado de los objetos que estés visualizando. Y este sería un recurso que no solo serviría para el texto. Puedes complementar, en todo momento, la información presente que haya con otro tipo de datos o de imágenes que tengan relación y utilidad.

 

Beneficios de la Realidad Virtual y Realidad Aumentada para el patrimonio cultural

Sabemos que existen distintas soluciones de Realidad Aumentada y virtual para aplicar al patrimonio cultural e histórico. Pero, ¿qué ventajas aporta el uso de las nuevas tecnologías en este sector?

1. Modernización de la información
La exposición del patrimonio se introduce, directamente, en los métodos del siglo XXI. Y usar las nuevas tecnologías hace que la información se presente en base a los criterios de los nuevos formatos. Esto es de gran ayuda a la hora de presentar la información, que puede ser más relevante y completa gracias a la Realidad Aumentada. Además, será bien recibido por parte del público, que empieza ya a acostumbrarse a este tipo de sistemas o de facilidades.

Además, la Realidad Aumentada en el patrimonio cultural, abre la puerta a un trabajo mejor realizado. No deja de ser importante buscar enfoques modernos de presentación que puedan complementar a los más clásicos. De esta forma, el espacio se ganará un nombre, y adquirirá un estatus.

2. Un mayor interés del público
Hoy en día, el público está acostumbrado a consumir la información de una forma mucho más interactiva. Por lo tanto, incluir este tipo de soluciones o de recursos hará que se sientan mucho más interesados. Al fin y al cabo, pueden ser herramientas que impresionen fácilmente, que conecten con todos los públicos y que presenten la información con mayor rapidez, despertando un gran interés entre el público.

3. Dinamismo
Se termina, al fin, con los clásicos esquemas de las exposiciones que constan solo de texto y de un fragmento de material. Ahora se pueden explorar distintas vías para presentar una exposición mucho más rica e interesante. Piensa que cuantas más herramientas o métodos tengas, mejor. Así mostrarás la información acompañada del recurso que mejor pueda funcionar en ese contexto. Por ejemplo: si vas a hablar de grandes espacios, de los cuales ya no queda nada en pie, la realidad virtual puede presentárselos al público: así los espectadores verán el lugar en vez de tener que imaginárselo.
Por otro lado, si tienes algunos de los elementos de edificios derribados, puedes añadir la opción de que se visualicen, a través de la Realidad Aumentada, las construcciones intactas de esos edificios. Así, las piezas cobrarán sentido y el público podrá comprenderlo todo de una forma más inmediata.

4. Una mejor información
No es lo mismo leer sobre un antiguo edificio y sobre los materiales con los que fue realizado, que verlo. Del mismo modo, leer sobre el casco antiguo de las ciudades no va a ser tan impresionante como darse un paseo por esas zonas. Lo visual siempre se queda grabado en nuestra consciencia de una forma más definitiva, más espectacular. Por lo tanto, en el terreno del patrimonio cultural es útil introducir las nuevas tecnologías para presentarlo de una forma mucho más atractiva.

 

Otras aplicaciones de la Realidad Virtual y Realidad Aumentada en el mundo laboral

De una forma muy similar a lo explicado, dentro de otros sectores como el mundo de la arquitectura o del diseño, de la visualización de información avanzada y hasta en términos de formación, protocolo y prevención de riesgos, la Realidad Virtual puede ser especialmente útil. Antes de embarcarse en una obra o en un proyecto, los clientes pueden comprobar qué resultados se les ofrecen y el aspecto final que tendrá la idea propuesta.

La realidad aumentada, por otro lado, está teniendo una fuerte proyección dentro del mundo de los museos, los catálogos, o incluso en la gestión de almacenes y el mantenimiento industrial. Y es que en estos sectores ha nacido un nuevo paradigma que trata de aunar la realidad física con la virtual, y la opción tecnológica que ofrece la realidad aumentada parece la más recomendable.

En conclusión, la realidad virtual y la realidad aumentada pueden ser dos herramientas excelentes para el patrimonio cultural. Dinamizan, entretienen y presentan la información de una manera mucho más dinámica, funcional y entretenida. Además, estas nuevas tecnologías tienen ya una gran inserción dentro de otros sectores de trabajo. Conocidas las ventajas, ¿por qué no empezar ya a aplicarlas en tu estrategia empresarial?