La Realidad Virtual (así como también la Realidad Aumentada) está cada vez más presente en empresas y negocios de todo tipo. Una tecnología en el punto de mira que nos permite trabajar de una forma más eficiente, visual e interactiva. Y un gran ejemplo de ello son los departamentos de diseño, los cuáles se benefician de la Realidad Virtual para poder visualizar mejor el trabajo realizado.

 

¿Cómo se utiliza la Realidad Virtual en los departamentos de diseño?

Gracias a la Realidad Virtual, los diseñadores gráficos pueden tener una mejor experiencia visual cuando quieren pasar a real sus propios diseños. La utilidad de la Realidad Virtual, en este campo, se basa en poder visualizar mucho mejor el resultado final de un diseño, antes de realizar el producto físico final. Esta función se puede aplicar en el diseño de vehículos, de ropa, de prótesis, de carreteras y de todo tipo de infraestructuras, productos o incluso servicios.

La Realidad Virtual se aplica una vez los diseñadores han creado un primer prototipo digital: primero, los diseñadores crean el diseño de su producto en ordenador y después, este diseño se traspasa a la Realidad Virtual, donde poder ver el diseño con todo detalle, desde todos los ángulos y perspectivas posibles. La visualización del diseño en Realidad Virtual puede incluso mostrarse al cliente final, para que éste pueda disfrutar de una experiencia totalmente inmersiva de su próximo producto. Una vez validado el diseño a través de su visualización en Realidad Virtual, ya se puede empezar a ejecutar el proyecto diseñado y crear el producto final.

 

Beneficios de aplicar la Realidad Virtual en departamentos de diseño

Gracias a la Realidad Virtual, tanto los departamentos de diseño como los diseñadores en general, pueden beneficiarse de grandes ventajas que otros departamentos de diseño tradicionales no tienen:

  • Los diseños realizados se pueden ver y testear a través de la Realidad Virtual, para sentirlos de forma más real y saber cómo se verán ejecutados en la realidad. También se crea una experiencia de usuario más completa e inmersiva, en la que el cliente puede explorar el resultado desde todos los ángulos y en el tamaño real.
  • Con la posibilidad de ver el diseño a través de la Realidad Virtual, podremos detectar los posibles errores y/o modificaciones, sin tener que rediseñar el trabajo una vez que éste ya ha sido ejecutado y reduciendo el riesgo de diseño del producto. Del mismo modo, también se reduce el “time to market, aumentando la agilidad y rapidez de realización del proyecto.
  • Además, los departamentos de diseño que utilizan la Realidad Virtual pueden posicionarse mejor como empresas tecnológicas, ganándose una reputación más que positiva y ofreciendo a sus clientes un modo de visualización muy innovador.

 

Otras aplicaciones de la Realidad Virtual en el mundo laboral

Son muchos los beneficios de la Realidad Virtual en los departamentos de diseño de cualquier empresa. Pero actualmente, la Realidad Virtual también se utiliza en nuestro país como una nueva herramienta de trabajo en muchos otros sectores:

  • Logística y gestión de almacenes
  • Arquitectura
  • Simulación de situaciones peligrosas
  • Mantenimiento Industrial
  • Museos
  • Patrimonio cultural
  • Educación
  • Visualización avanzada de información
  • Catálogo de productos
  • Formación y protocolo

La intención de la Realidad Virtual es seguir abarcando grandes sectores laborales, ayudando a sus trabajadores a crecer profesional y tecnológicamente y hacer más efectivo el trabajo realizado. Con el tiempo, todas las empresas deberemos adaptarnos a los cambios digitales que se nos presentan, apostando por nuevas tecnologías (como son la Realidad Virtual y Realidad Aumentada en este caso) que nos permitan trabajar de forma más eficiente, alejándonos de los métodos más tradicionales y mejorando nuestros resultados de trabajo.