Las nuevas tecnologías son todo un reto para empresas de todos los sectores. Todos tenemos que actualizarnos a los nuevos cambios para adaptarnos a la sociedad del momento, aplicando nuevas soluciones tecnológicas a nuestros negocios. Y especialmente en sectores como la logística, renovar y adaptar los métodos de trabajo con nuevas herramientas tecnológicas es un factor clave para poder ofrecer las soluciones que requiere el cliente actual.

Como ya sabemos, la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada se han convertido en tecnologías clave para mejorar el día a día de muchas empresas. Y especialmente la Realidad Aumentada destacada en el sector logístico, aportando grandes ayudas para agilizar el mantenimiento y la gestión de almacenes, optimizando aún más el trabajo a realizar.

 

¿Cómo se utiliza la Realidad Aumentada en el sector logístico?

Gracias a la Realidad Aumentada, grandes empresas del sector logístico han aumentado su productividad entre un 10 y un 15%. Y no es un caso puntual: cada vez más empresas incorporan la Realidad Aumentada en sus metodologías de trabajo para promover métodos más rápidos y eficientes.

La Realidad Aumentada puede utilizarse en muchos puntos de la cadena logística para agilizar cualquier proceso y ayudar a los operarios en la gestión de los almacenes. La mayoría de beneficios se encuentran durante el picking, proceso de búsqueda y selección de artículos en un almacén para preparar o almacenar pedidos. Con un sistema de Realidad Virtual o Aumentada, el operario puede ver en tiempo real dónde se encuentra cada artículo, además de recibir información sobre la cantidad de productos del almacén y visualizar mejor el espacio disponible para almacenar productos.

Y la Realidad Aumentada no solo se utiliza durante el picking y otras tareas de selección, también ayuda a escoger las rutas más eficientes y óptimas sin necesidad de realizar una planificación previa. Esta ventaja puede aplicarse tanto en el transporte de los productos, para calcular las mejores rutas en función de la distancia y el estado del tráfico, como también dentro del mismo almacén, para llegar al punto donde se encuentra el artículo por el camino más rápido.

Tampoco podemos olvidarnos de la formación: la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada son tecnologías clave para formar a los futuros operarios y ayudarles a conocer las metodologías de trabajo más óptimas para mejorar la productividad de su trabajo.

 

Beneficios de aplicar la Realidad Aumentada en empresas logísticas

Como ya hemos mencionado, la ventaja principal de aplicar la Realidad Aumentada en una empresa logística es la productividad: las tareas de selección, preparación de pedidos, transporte y gestión de almacenes e incluso los procesos de formación se realizan más rápidamente que de forma manual. Así pues, las soluciones de Realidad Virtual y Aumentada para la logística y gestión de almacenes nos ofrecen grandes beneficios entorno al aumento y mejora de la productividad:

  • Aumentan la rapidez de los procesos de picking
  • Optimizan las tareas de selección y procesos de almacenaje
  • Ayudan a tomar mejores decisiones
  • Reducen el margen de error
  • Aportan comodidad y facilidad a los trabajadores

 

Otras aplicaciones de Realidad Virtual y Realidad Aumentada en el mundo laboral

Como hemos visto, tanto la Realidad Virtual como la Realidad Aumentada nos ofrecen grandes beneficios en los distintos sectores laborales. Y no solo en el sector logístico, estas nuevas herramientas de trabajo nos ayudan a mejorar y agilizar cualquier proceso laboral. Actualmente, la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada ya se aplican en muchos otros sectores distintos:

  • Departamentos de diseño
  • Arquitectura
  • Simulación de situaciones peligrosas
  • Mantenimiento Industrial
  • Museos
  • Patrimonio cultural
  • Educación
  • Visualización avanzada de información
  • Catálogo de productos
  • Formación y protocolo

Se calcula que en los próximos años las tecnologías de Realidad Virtual y Aumentada revolucionarán la industria y otros sectores laborales con el objetivo de hacerlos más eficientes y productivos. Porque el objetivo principal, tanto de la Realidad Virtual como de la Realidad Aumentada, es el de ayudar a las personas a hacer más fácil su día a día.