La Realidad Virtual y Aumentada inciden en la mejora de las soft skills de alumnos universitarios y de formación profesional

La Realidad Virtual y Aumentada inciden en la mejora de las soft skills de alumnos universitarios y de formación profesional

La Realidad Virtual y Aumentada inciden en la mejora de las soft skills de alumnos universitarios y de formación profesional

La Realidad Virtual (VR) y la Realidad Aumentada (AR) están ocupando un lugar importante en la formación de muchos estudiantes. Actualmente, las empresas que precisan incorporar profesionales de alto grado de cualificación, apuestan por buscar habilidades más allá de las descritas en el currículum, como son las soft skills; también conocidas como las habilidades blandas: un conjunto de características que nos hacen destacar como profesionales más allá de la formación pura.

Cómo la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada contribuyen a mejorar las habilidades interpersonales de los alumnos de estudios superiores

¿Qué son las soft skills y cómo la Realidad Virtual y Aumentada ayudan a mejorarlas?

Imagina que un estudiante está cursando una formación profesional (FP) o una carrera universitaria. El uso de la Realidad Virtual (VR) o Realidad Aumentada, le permitirá trasladarse a entornos prácticos para que pueda, paso a paso, poner en práctica y asimilar mejor los conceptos teóricos expuestos en clase.

Aparte de poner en práctica lo que se ha aprendido y evaluar la forma en que lo hace, también hay que tener en cuenta que la Realidad Virtual o la Realidad Aumentada, influirá en mejorar las conocidas soft skills, o habilidades interpersonales; que pueden resumirse en el siguiente listado:

  • La capacidad para resolver cualquier problema. Gracias a la práctica, el alumno conocerá su reacción ante un nuevo reto, así podrá saber cómo mejorar su actuación de cara a un futuro.
  • La importancia del pensamiento crítico. Un estudiante no debe repetir los conocimientos aprendidos, sino entenderlos y ponerlos en práctica correctamente. Así, el profesor podrá conocer cómo se desenvuelve en una situación determinada y cómo resuelve la situación planteada.
  • El desarrollo personal. Los expertos estiman que un 20 % de la formación del alumno de grado superior proviene de estas habilidades. Se debe conseguir que cada persona adquiera también cierta capacidad de liderazgo, que socialice, que mejore su talento y que desarrolle la empatía necesaria con el resto del grupo al que pertenece.
  • La colaboración y el trabajo en equipo. Esencial en las profesiones actuales y más innovadoras, donde se busca juntar el talento para conseguir éxitos a gran escala.
  • El desarrollo de la inteligencia emocional. El alumno debe aprender a conocerse, a enfrentarse a sus propios retos y a superarlos de la mejor forma.
  • La motivación. Supone gran parte del éxito cultivado en una empresa o profesión. Podríamos decir que, sin motivación, el profesional no se enfrentará a nuevos retos con ambición y posiblemente, no los superará con creces. La incorporación de nuevas tecnologías como la Realidad Virtual o Aumentada, nos ayudan a añadir un plus de motivación al reto que se plantea
  • La responsabilidad. Un buen profesional asume los nuevos retos con responsabilidad, sintiéndolos propios. Gracias a la Realidad Virtual o Aumentada, los alumnos participan en un reto y asumen su rol de forma activa: cumplir los plazos estipulados de los trabajos en equipo y seguir el patrón que se establezca para todos los estudiantes.
  • El lenguaje corporal. Puede parecer complicado usando la Realidad Virtual o la Realidad Aumentada, pero no es así. Quizá quien esté interactuando con estas tecnologías, no se dará cuenta de su lenguaje corporal, pero el profesor o formador puede ver sus gestos y analizarlos.
  • La ética. A pesar de las circunstancias, el aprendizaje no es un proyecto en solitario, sino uno en el que el éxito propio es también el de los compañeros. Los valores arriba descritos ayudarán a formar mejores personas y completarán la formación académica.

En el caso de las carreras universitarias o de la FP, a cada estudiante se le debe exigir cierto grado de responsabilidad y, sobre todo, de participación en cada clase. Gracias al uso de la Realidad Virtual y Aumentada en las aulas, permite a cada alumno realizar prácticas sobre el contenido teórico que se ha aprendido, y eso resulta en una mejora cualitativa de la formación superior que se imparte en el centro educativo, además de mejorar las soft skills del alumnado.

¿Cuáles son los resultados de la aplicación de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada en la formación superior?

Es posible que todo lo anterior te haya convencido, pero queremos ofrecer datos más concretos para confirmar la eficacia del uso de estas nuevas tecnologías en el sector educativo de grado superior o universitario. En Estados Unidos, se realizó recientemente una encuesta en 12 centros educativos que habían implantado ambas disciplinas para sus clases por Internet. Tras varios meses de prueba, se hizo una encuesta entre los estudiantes que arrojó las siguientes conclusiones:

  • Los participantes lograron cuadruplicar su velocidad para realizar una tarea práctica, aprendida a distancia, en el aula.
  • El aumento de la seguridad al poner en práctica sus conocimientos se cifró en un 275%.
  • Se multiplicó por 3,75 la conexión emocional con el resto de los compañeros.
  • En comparación con otros estudiantes que no usaron las gafas de VR, la motivación fue cuatro veces mayor.

Igualmente, la encuesta también tuvo como protagonistas a los profesores que se sorprendieron al comprobar que:

  • Los alumnos aprendían en menos tiempo, al aumentar la concentración de cada uno de ellos.
  • Los estudiantes no mostraban ningún tipo de duda a la hora de confirmar lo aprendido de forma práctica.
  • La conexión con la Realidad Virtuales más emocional que con la educación tradicional, al incorporar nuevas tecnologías que la hacen más cercana al estilo de vida de los estudiantes, que están recurrentemente en contacto con ellas en su día a día.
  • Se observó mayor motivación en cada estudiante y más ganas de aprender nuevos conceptos.

¿Cuál es el coste de la implantación de este sistema?

La respuesta a esta pregunta también formó parte del estudio reseñado anteriormente. El precio es bastante asequible teniendo en cuenta el retorno de la inversión (ROI) y el uso que se le va a dar durante varios años. En comparación, darle clase a 375 alumnos cuesta lo mismo que la instalación de un sistema de VR que admite hasta 3000 estudiantes; ahorrando hasta un 52% de los costes.

Así, animamos a que cualquier centro de formación profesional o universitario pruebe una fórmula destinada a mejorar las habilidades blandas (o soft skill), para incrementar su adaptabilidad a las nuevas circunstancias laborales.

En INVELON, somos expertos en el diseño de sistemas de Realidad Virtualy Realidad Aumentada a medida de todo tipo de centro educativo. Cuéntanos qué necesitas, qué te gustaría ofrecerles a tus alumnos y cómo quieres que sea cada una de tus clases. Nuestros expertos diseñarán un sistema exclusivo que te permita convertir tu oferta formativa en una nueva, más atractiva y eficaz en lo que respecta a la consecución de objetivos.

Mejora las soft skills de tu alumnado e implica a tus profesores en el uso de una herramienta en pleno desarrollo, que podrás instalar en tu centro. Consúltanos, estaremos encantados de atenderte y de comentarte cómo podemos ayudarte.

¡Convierte una clase en una experiencia totalmente distinta, divertida y práctica con nuestra ayuda!

Deja una respuesta

shares