2020: la época dorada de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada

2020: la época dorada de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada

2020: la época dorada de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada

La Realidad Virtual y la Realidad Aumentada son dos conceptos que, aunque ya venían integrándose con fuerza desde hace tiempo, este año van a formar parte de nuestro día a día de una forma muy activa, lo que hace esperar que van a hacerse imprescindibles próximamente.

Realidad Aumentada y Realidad Virtual, en claro auge

Estas nuevas realidades ya pueden verse actualmente en trabajos de arquitectura, espacios de ocio, empresas o escuelas, entre algunos de los sectores de mayor penetración. Pero tanto la Realidad Virtual como la Realidad Aumentada están cogiendo cada vez más relevancia y aún tienen mucho campo para crecer.

2020 será el año en el que adquirirán mucho más protagonismo, y en los próximos años estas nuevas formas de ver la realidad se integrarán con gran facilidad. Según los estudios, se afirma que tanto la Realidad Virtual como la Realidad Aumentada provocarán un impacto económico en el mundo de más de 1,5 billones de dólares estadounidenses. (Para que te hagas una idea de esa magnitud, en la actualidad aportan 46.400 millones.) 
La integración de estas tecnologías permitirá desarrollar productos de manera más eficiente, formar mucho mejor a los profesionales y mejorar la experiencia de los consumidores. Lo que hará que se incrementen considerablemente los ingresos de las compañías que recurran a ellos.

Además, según IDC Research España, cerca de la mitad de las compañías en Europa piensan poner en marcha una estrategia de Realidad Aumentada o de Realidad Virtual durante este año 2020, con un gasto estimado de quince mil millones de euros para 2022. Números que nos confirman la gran revolución que supondrán estas tecnologías en nuestras vidas.

Las empresas deben apostar ya por las nuevas tecnologías como la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada

Las industrias que más van a invertir en estas tecnologías son las del sector minorista y el de la fabricación, pues el gasto de los consumidores será mayor que en cualquier otra industria empresarial. Incluso podemos comprobar cómo grandes empresas ya apuestan fuertemente por ello:

  • Por un lado, nos encontramos con grandes marcas que apostarán por crear sus propias tecnologías de Realidad Virtual y Aumentada, como es el caso de Amazon, que ya desarrolla dispositivos de Realidad Aumentada. O Apple, quien lanzará sus gafas de AR con un funcionamiento que se vinculará a su iPhone, y con un esperado éxito comercial.
  • Y por otro lado, tenemos a las empresas que ya empiezan a aplicar estas herramientas en sus estrategias comerciales, como es el caso de Ikea Place, la App móvil de la firma de muebles sueca que permite seleccionar los artículos de su catálogo y probarlos “en vivo y en directo” en nuestras casas a través de la Realidad Aumentada. 

La mejora continua de estos dispositivos, así como los nuevos productos o aplicaciones VR y AR, harán que las personas cada vez estén más familiarizadas con la Realidad Virtual y Aumentada en su día a día.

Se avecina el cambio con las tendencias en Realidad Virtual y Realidad Aumentada 

La Realidad Virtual, así como también la Realidad Aumentada, tienen las herramientas y la madurez necesaria para cambiarlo todo este año, con nuevas aplicaciones y múltiples usos. Será muy destacable su uso en las ofertas de entretenimiento, ya que, por ejemplo, pueden practicarse deportes de riesgo sin salir de casa. El turismo y la gastronomía son otros dos campos donde veremos su despliegue. Hasta la Medicina, sector en el que pueden diseñarse programas de rehabilitación usando la Realidad Virtual, pasando por el sector de la cultura y muchos otros ámbitos, con variedad de gustos y usos. Por eso, las empresas invierten más en ello y los consumidores se interesan más por estas tecnologías.

El mundo está cambiando y las organizaciones tienen que hacerlo de acuerdo con las nuevas tendencias. Cabe esperar que 2020 sea el punto de inflexión en el que se produzca realmente el auge de la Realidad Aumentada y de la Realidad Virtual. Estas tecnologías se usarán para que las empresas funcionen con mayor eficacia y eficiencia, aplicándolas por ejemplo en instalaciones de fabricación desde el diseño del producto a la línea de fabricación, pasando por todas las fases en las que esto sea posible. Se pueden perfeccionar los productos o las líneas de producción antes de su producción o creación de prototipos en tiempo real.

Como ya hemos dicho, este será el año en el que se preste mayor atención a las tecnologías VR y AR: no hablamos solo de crear nuevas posibilidades, pues también se implementarán en la práctica de muchas empresas. De este modo, 2020 será el primero de muchos años con un elevado crecimiento en el uso y aceptación de nuevas tecnologías que tienen mucho que darnos, más allá de lo que imaginamos. Porque pueden responder a ciertas necesidades existentes a las que no responden otras cosas, pero sobre todo porque nos van a facilitar la vida.

Las empresas capaces de ver eso y aprovechar inteligentemente estas tecnologías serán más competitivas, ofrecerán satisfacción a sus clientes con mayor facilidad e incrementarán sus beneficios a la vez que mejoran su imagen. Todo ello teniendo en cuenta también las ventajas que entraña para los empleados. Por eso, hay que concienciar a las empresas que la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada son una gran oportunidad para impulsar y mejorar en sus estrategias, y este es el año en que deben empezar a implementar las nuevas tecnologías de alguna forma, más allá de si ya cuentan con alguna o no.

En INVELON Technologies queremos ayudar a las empresas a dar este salto hacia la nueva década llena de nuevas acciones con Realidad Virtual y Realidad Aumentada. Los profesionales han de saber adaptarse a la nueva era tecnológica, y las empresas, saber implementar mejoras para ser más competitivas.

Deja una respuesta

shares