¿Cómo se utiliza la Realidad Virtual para formación y protocolo?

¿Cómo se utiliza la Realidad Virtual para formación y protocolo?

¿Cómo se utiliza la Realidad Virtual para formación y protocolo?

Cuando aplicamos una nueva tecnología en una empresa, es esencial tener en cuenta que esta nos sirve como una herramienta de apoyo a la labor de los profesionales. Un gran ejemplo y que resulta indispensable en la parte más práctica de su aprendizaje, es la Realidad Virtual (VR), que puede ayudar a lograr mejores resultados cuando nos referimos a protocolos y a formar trabajadores. Esta nueva herramienta es un factor clave para ayudarnos en diferentes factores: 

Formación más eficaz para el protocolo a seguir 

Las grandes empresas usan simuladores para que sus trabajadores se enfrenten a cualquier situación de forma virtual. Es una gran opción para ensayar un protocolo, ya que permite reducir costes, evitar consecuencias y actuaciones poco recomendables y alcanzar la perfección basándose en el método de ensayo-error. 

Conseguir la inmersión total del estudiante

Para pasar de la teoría a la práctica solo es necesario un equipo de Realidad Virtual, el programa correspondiente y un monitor. Será entonces cuando podremos comprobar si los alumnos han adquirido correctamente los conocimientos que se les han transmitido. La Realidad Virtual, al tratarse de una opción totalmente personalizable, permite reproducir con enorme exactitud la situación real a la que el alumno se enfrentará una vez terminada la formación. Una vez más, esta tecnología ayuda a evitar errores y a ahorrar costes, debido a que el alumno practica lo que ha estudiado. 

Simulación con riesgos reales

Imagina que has impartido un curso de protocolos de seguridad en una empresa. Todos tus alumnos parecen haber entendido la teoría e incluso, han aprobado el examen final, pero ¿qué sucedería si el riesgo al que se tengan que enfrentar fuera real? La Realidad Virtual permite que cada estudiante se enfrente a una situación que debe resolver de forma eficaz. Por lo tanto, podemos evaluar su formación y sus conocimientos de una forma más efectiva y controlar los errores que pueda cometer.

Beneficios de usar la Realidad Virtual para formación y protocolos

Aparte de los factores arriba descritos, se debe tener en cuenta que esta tecnología conlleva una serie de beneficios tanto para el coordinador del curso como para los alumnos. Os los señalamos a continuación:

  • Curva de aprendizaje más rápida. El objetivo final de cualquier curso es que el alumno aprenda algo nuevo, de valor y que sepa ponerlo en práctica. El uso de la Realidad Virtual (VR) puede acortar el tiempo del curso logrando mejores resultados.
  • Minimización de errores. Cometer un error cuando el alumno llegue a la empresa que le ha contratado supone un problema. Si lo comete en un escenario virtual es más fácil corregir su actitud, aconsejarle y darle a conocer cómo puede evitar repetirlo. 
  • Programación de procesos concretos y repetitivos. Cualquier empresa que esté interesada en impartir un curso tendrá la ventaja de usar un programa a medida en el que se reflejen a la perfección sus instalaciones. Es decir, se consigue que el estudiante se ponga delante del proceso que tendrá que llevar a cabo de forma virtual y se le enseña justo lo que tiene que hacer. Diseñar cursos a medida es, sin duda, una de las grandes ventajas de la Realidad Virtual.
  • Entrenamientos VR con múltiples participantes. Esta es la opción más adecuada para comprobar si la teoría se ha asimilado correctamente o no. Consiste en poner a varios estudiantes en el mismo espacio para observar su reacción y su adaptación a la situación a resolver. También se valora la disposición de cada uno de ellos y su capacidad para aplicar lo aprendido en la resolución de una situación determinada o de un conflicto que se les plantee.
  • Creación de recursos gratuitos para la formación de sus empleados. El trabajador puede ver vídeos en Internet en los que se especifique un tipo de acción concreta que tenga que llevar a cabo en su puesto de trabajo.
  • La elaboración de parte del temario de cualquier curso de formación para que sea más fácil de asimilar y de comprender lo que se explica. Como se dice, una imagen vale más que mil palabras.
  • Certificaciones telemáticas. Con el equipo adecuado, es posible realizar un control de las aptitudes de cualquier trabajador y certificar, por vía telemática, que se están cumpliendo los protocolos correctamente. 

Otras aplicaciones de la VR o AR en el mundo laboral

La Realidad Virtual, es una disciplina que no tiene límites y que se puede amoldar con enorme fiabilidad a cualquier tipo de requerimiento que tenga una empresa. En el mundo laboral y profesional, puede ser de gran ayuda en los siguientes sectores: 

  • Arquitectura, industria y fábricas en general. Usando aplicaciones de VR, es posible realizar un prototipo con todo lujo de detalles y probar su adaptabilidad y funcionalidad a su uso real. 
  • Recursos humanos. Es ideal para confirmar la idoneidad de un candidato, nada mejor que plantearle una situación concreta y analizar su reacción. También se puede usar esta tecnología durante las entrevistas por Internet o a distancia, consiguiendo así acortar el periodo de selección. 
  • Marketing y comercio electrónico. Previamente a lanzar un producto al mercado sería adecuado contar con la opinión de algunas personas que lo puedan probar, para mejorar así la campaña de promoción correspondiente y su efectividad.
  • Gestión. El principal objetivo a alcanzar es que los directivos no tengan que estar presentes en las distintas sedes para confirmar que todo funciona correctamente. A través de los programas pertinentes de Realidad Virtual, es posible visitar virtualmente cualquier espacio y agilizar la gestión de la empresa. 
  • Mantenimiento. En algunos casos, la situación a la que pueden enfrentarse los técnicos de mantenimiento puede ser peligrosa, con trabajos demasiado arriesgados o tener que solucionar alguna incidencia en una zona de difícil acceso. En esta ocasión, es posible usar un dron u otro elemento dotado con la tecnología VR que permita detectar la raíz del problema para solucionarlo más fácilmente y cómodamente.· 

Nuevas tecnologías VR y AR, nuevas herramientas para formación y protocolo.

La Realidad Virtual y la Realidad Aumentada han sido consideradas, en muchas ocasiones, como una tecnología centrada en los videojuegos. Pero como habrás comprobado, este concepto va muchísimo más allá. Su uso en las empresas puede convertir la formación y la aplicación de protocolos en un proceso mucho más ameno y eficaz, ahorrando costes, tiempo y posibles consecuencias negativas. Así, esta tecnología puede ser la protagonista de cualquier tipo de propuesta formativa que se diseñe. Ayudando a aumentar la eficacia de la misma y logrando que los trabajadores o alumnos del curso disfruten de un aprendizaje distinto y ameno, que les permita poner en práctica de forma correcta los conocimientos adquiridos. 

Deja una respuesta

shares