Septiembre ha llegado, y con él, profesores y alumnos también vuelven a sus pupitres en colegios, Institutos y Universidades. Una “vuelta a la rutina” cada vez menos rutina. ¿Cómo? Pues porque las aulas ya no solo se llenan de libros: actualmente, las nuevas tecnologías se han convertido en un recurso muy útil para el aprendizaje, y poco a poco van aplicándose en el sector educativo, convirtiendo al mes de setiembre en una nueva oportunidad para planificar nuevos retos formativos gracias a las nuevas tecnologías.

Son varios los sistemas educativos que han empezado a incluir nuevas herramientas en las aulas, las cuales ofrecen una cantidad de posibilidades muy interesantes, y la Realidad Aume uada y la Realidad Virtual son dos de los pilares de este nuevo modelo que se está desarrollando. Como ejemplo de ello, este año 2019 en INVELON Technologies hemos formado al Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña, impartiendo cursos sobre Realidad Virtual y Aumentada a los profesores de Formación Profesional. Con esta formación, facilitamos a los centros educativos una mejor implantación de las tecnologías VR y AR para este nuevo curso, y tanto alumnos como profesores pueden beneficiarse de todos los usos que ofrecen estas nuevas herramientas en las aulas. ¿Sabes cuáles son? Te los contamos detalladamente en este articulo:

Posibles usos de la Realidad Virtual en las aulas

En el caso de la educación, la Realidad Virtual resulta más solicitada que la aumentada, ya que permite la recreación completa de escenarios o situaciones de interés para el sistema educativo. Además, se trata de una novedad que puede estar presente en cualquier nivel, tanto en la educación primaria de los más pequeños como en las carreras o formaciones de perfiles más técnicos y profesionales. Veamos algunos usos dentro de la educación.

  • Viajar a otros lugares y momentos históricos

Con la Realidad Virtual, se pueden recrear ciudades de antiguas civilizaciones. Los más pequeños pueden descubrir cómo era el antiguo Egipto o ver lo espléndido de la ciudad de Roma. Sin embargo, no se trata de algo que tan solo sirva para generar curiosidad a los más pequeños. Piensa, por ejemplo, en los estudiantes de la carrera de Historia o de Historia del Arte. Así como en los de Geografía, que pueden ver cómo era anteriormente el estado de algunos accidentes geográficos. Realmente, el límite de esta funcionalidad sería la precisión con la que se detallarían esos nuevos mapas o espacios. Y precisamente ese grado de aproximación a la realidad sería lo que determinaría el nivel educativo al que están dirigidos.

  • Una forma de entender la historia

No solo se puede contemplar el mundo en otras épocas, también se puede entender a través de las mismas. Se trataría de un proceso de inmersión a través del cual los alumnos podrían tener una experiencia mucho más directa sobre cómo funcionaba la vida en determinado lugar o momento histórico. Como veremos más adelante, este tipo de inmersiones funcionan muy bien para despertar la curiosidad de los estudiantes y para estimular todavía más su imaginación y sus ganas de saber. Y será un método muy efectivo para que puedan retener mejor la información.

  • Exploración de distintos tamaños

Piensa en el cuerpo humano, en las galaxias o, por ejemplo, en las moléculas. La realidad virtual es excelente para que uno pueda ver al detalle cómo funcionan estructuras macro o microscópicas. Y lo mismo, por ejemplo, con el cuerpo humano. De esta forma se puede tener una visión mucho más cercana y real de estos elementos. Y, por añadidura, comprender mejor su funcionamiento y relacionar los conocimientos que se hayan aprendido. Aquí, por ejemplo, puedes ver la clara utilidad que tendría la realidad virtual para perfiles técnicos. Médicos, físicos, químicos, etc. Aunque también puede ayudarnos en otro tipo de sectores. Por ejemplo, para entender cómo funciona un motor, para analizar la viabilidad de determinadas piezas dentro de una maquinaria y demás.

  • Un motor para la empatía

Una forma de entender cómo son los demás es ponernos en su piel. La realidad virtual puede reflejar también determinados dramas actuales que se están viviendo, siendo especialmente útiles para las cuestiones más éticas que hay dentro de la educación. Se trata de entender, por ejemplo, el drama de los refugiados, cómo se viven las guerras o determinados problemas físicos y psicológicos que puede experimentar una persona.

 

Beneficios de utilizar la Realidad Virtual en la educación

Ya se han insinuado algunos de ellos. Y es que, principalmente, la inmersión es lo mejor que ofrecen estos sistemas, es decir, la posibilidad de participar de otro mundo y en otras circunstancias ¿Y hacia dónde puede dirigirse esto?

  • Un empujón para la creatividad

Va a estimular, y mucho, la creatividad de los alumnos, con independencia de su nivel de desarrollo o de preparación. Un conocimiento más visual y holístico siempre permite comprender mejor la materia que se está estudiando. Y así los estudiantes se forman una imagen mental más clara y rápida; de esta manera, la materia les resultará mucho más atractiva.

  • Nos permite practicar

Por ahora se ha analizado solo como una forma de contemplar una asignatura, pero puede ser un medio de practicar algo con seguridad; por ejemplo, la conducción o incluso ejercicios de cirugía. La realidad virtual ofrece un campo en el que se puede empezar a ejercer un oficio o un trabajo delicado y familiarizarse mejor con las técnicas o los instrumentos que se van a emplear.

  • Ofrece un conocimiento más completo

Este tipo de recreaciones permiten desarrollar una intuición mucho más universal. Todo pasa a tratarse con mayor amplitud y se pueden recoger diferentes aspectos en una misma imagen o recreación, lo que facilita una comprensión más completa.

  • Es una ayuda para la capacitación

Si pensamos, por ejemplo, en algunos niños con necesidades especiales, muchas de esas barreras educativas pueden abatirse con una solución de Realidad Virtual adecuada. Se da un espacio seguro donde realizar un ejercicio y no deja de ser una herramienta más en manos de los docentes para explicar correctamente una asignatura.

 

Otras aplicaciones de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada

No solo dentro de la educación tienen cabida los usos de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada. Se trata de una funcionalidad que puedes encontrar en una gran cantidad de sectores; estos serían algunos ejemplos:

Con todo, su influencia ya se empieza a notar en otros campos, como el consumo o el diseño, por ejemplo. Del mismo modo que en educación, funcionaría como una forma de enriquecer mucho más la experiencia de los consumidores o usuarios. En este sentido, la tecnología tendría la capacidad de mejorar el funcionamiento de lo existente para aportar elementos diferenciadores y de calidad.

En conclusión, la Realidad Aumentada y la realidad virtual son dos de las nuevas funcionalidades de las nuevas tecnologías que se están integrando en diferentes procesos actuales, como en la educación. Desde INVELON Technologies aplicamos la Realidad Virtual en las aulas, realizamos formaciones a los profesores y damos a conocer los beneficios de esta nueva tecnología al Sistema Educativo en general, con el objetivo de que alumnos y profesores puedan beneficiarse de su propia experiencia virtual en sus aulas, haciendo de la próxima “vuelta al cole” menos vuelta, menos rutina, pero si más y mejor educativa.